Hidratación y protección solar

Altas temperaturas se han dejado sentir estos días. Frente a este panorama tanto la hidratación como protección solar toman mayor importancia, especialmente con los trabajadores que deben estar expuestos a la radiación UV, como muchos de nosotros al salir a nuestras actividades fuera de la Agencia. Frente a este escenario, es cuando necesitamos de una protección que nos ayude a combatir la radiación UV.

Debido a las altas temperaturas sudamos más y perdemos mucha agua, lo que puede tener nefastas consecuencias en el cuerpo en general. Con la falta de líquidos, se puede sentir fatiga, calambres, jaquecas, además del daño que provoca a la piel el sol, por lo tanto, es primordial tomar medidas básicas para que los trabajadores puedan desarrollar su labor de la mejor forma posible.

A continuación, algunas recomendaciones a seguir durante estas semanas:

  • Utilizar FPS 30 como mínimo para todos los trabajadores expuestos y 50+ para lugares con mayor porcentaje de radiación.
  • Durante el día se debe tomar tres litros de agua. Esta cantidad de agua pude ser ingerida entre jugos, infusiones y agua sin gas.
  • Para uso en lugares en donde el porcentaje de radiación esté aumentado, como la nieve, arena, agua, altitud, entre otras, se debe contar con anteojos contra radiación UV con 97% de luz filtrada.
  • Las bebidas para deportistas también son buenas cuando se ha perdido grandes cantidades de líquido. Además de hidratar, ayuda en el funcionamiento y rendimiento del sistema muscular.
  • Usar prendas manga larga y pantalones livianos.
  • Utilizar sombrero con gorra tipo legionario para cubrir el cuello o cubre nuca, te permitirá realizar las actividades con comodidad.
  • Consumir verduras frescas, en especial las de hojas verdes, pues éstas tienen altos niveles de agua. Por ejemplo, unos 200 gramos de ensalada de lechuga y tomate, aporta unos 180 ml de agua.
  • Realizar un adecuado sombraje de los lugares de trabajo para disminuir la exposición directa a la radiación UV, tales como: techar, arborizar, mallas oscuras y de trama tupida, parabrisas adecuados.
  • Si la faena no lo permite, tener espacios sombreados para el descanso.

Autor: Enrique Díaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.